Inteligencia Artificial, Sistemas expertos VR 5G y latencia de Redes

Artículo publicado por Enrique Jalle, Director General de Desarrollo de Zener y Miembro del Consejo Asesor de Cremades & Calvo-Sotelo.

A finales de los años 70´s la aparición de los miniordenadores supuso un gran avance en la informática distribuida. Los “Minis” podían instalarse “In situ”, en las ubicaciones del usuario, sin necesidad de grandes instalaciones tanto de espacio como de complejidad técnica (Aire Acondicionado, Falso Suelo, Potencia eléctrica, Etc.,). Ello permitió la aparición de los Sistemas Expertos, que, siendo las primeras aplicaciones de la Inteligencia Artificial, comenzaron a ser de gran ayuda para los profesionales.

La Inteligencia Artificial no es otra cosa que la simulación de la inteligencia humana. Cuando el Sistema se centra en dominar una parcela muy específica del conocimiento, se denomina “sistema experto” por analogía a la denominación que se da a las personas con mucha experiencia y conocimiento en un área concreta.

Deben ser rápidos en el proceso, interactivos y confiables, puesto que deben tomar decisiones y resolver problemas complejos. No hay que olvidar que en la medida que imitan al ser humano, y como en este, la máxima expresión de su inteligencia se mide por su capacidad para la toma de decisiones.

Básicamente un Sistema Experto se compone de cinco partes:

  • Base de datos de Conocimientos. En ella se almacenan todos los datos, los hechos y las reglas fruto de la experiencia de distintos expertos en el tema que las definen como base de su experiencia.
  • Motor de Inferencia. Es el auténtico cerebro del sistema experto. Su función es extraer los conocimientos relevantes contenidos en la base de datos, que se analizan y combinan para resolver el problema que le plantea el usuario.
  • Módulo de aprendizaje y adquisición de conocimientos. Es la parte que permite que el sistema, usando la realimentación con los acontecimientos, adquiera nuevos conocimientos recogiendo las experiencias nuevas que van surgiendo.
  • Interfaz con el usuario. Es clave que sea fácil de usar para el profesional que utiliza el sistema, ya que le permite interactuar con él, para encontrar la solución a los problemas que se le presenta.
  • Módulo de explicación. En este módulo el sistema da una explicación al usuario de cómo llego a la conclusión que le presenta.

A lo largo de los años se han desarrollado muchos sistemas expertos, siendo utilizados en:

  • Gestión de la Información.
  • Hospitales e instalaciones Médicas
  • Reconocimiento de formas e Imágenes para temas de Seguridad.
  • Selección de interfaces de usuario según su perfil.
  • Gestión de servicios de emergencias (112).
  • Evaluación de desempeño de empleados.
  • Simulación y análisis de préstamos bancarios.
  • Detección de Virus informáticos.
  • Optimización de almacenes.
  • Proyectos de Reparación y mantenimiento.
  • Planificación y programación de tareas.
  • Diseño y desarrollo de objetos fabricados.
  • Toma de decisiones financieras.
  • Monitorización y Control de Procesos Industriales.
  • Horarios y rutas de aerolíneas.

Debido a la evolución de la microelectrónica, estos sistemas ya no necesitan estar albergados en miniordenadores, ahora lo están en microprocesadores y por tanto forman parte de muchos de los elementos que la tecnología pone a nuestra disposición y están en los teléfonos móviles, en los dispositivos GPS, en los automóviles, y prácticamente en todo lo que utilizamos.

Con la llegada del 5G y su prácticamente inexistente latencia, se permitirá que los sistemas expertos que utilizamos, interactúen entre si de una manera muy rápida y eficiente aportando al IOT (Internet de las cosas), un numero inimaginable de aplicaciones prácticas.

Cristiano Ammon (CEO de Qualcom) dijo recientemente:

 “Todo estará conectado. Miles de millones de objetos, de cosas y de personas, que además estarán interconectadas entre sí a velocidades de hasta 20 Gbps, y con latencias de menos de cinco milisegundos, traerán una nueva generación de servicios. La inteligencia artificial, los algoritmos, el “machine learning” (con autoaprendizaje incluido), las redes neuronales, el procesamiento natural del lenguaje,… serán la clave para procesar todas esa ingentes cantidades de datos para con ellos poder generar un nuevo mundo de servicios”.

Como siempre que hay un salto en la historia, el nuevo mundo que surge presentará sus dos caras, dependiendo del sentido ético que lo presida, ya que también aportará algunos riesgos como la creación de “adicciones”. Desde este punto de vista, la propia O.M.S (Organización Mundial de la Salud), indica que para el 2024, el crecimiento del Comercio Electrónico y por tanto de las Compras “On Line”, se podrá categorizar como un nuevo “trastorno adictivo” que afectara a millones de personas incluyendo a los muy jóvenes, que abusaran de las facilidades de este comercio digital que no excluye el “Juego En line”, llegando a suponer auténticas quiebras personales.

El crecimiento y divulgación de Bulos y “Fake News”, generará mucho tráfico. Por suerte podrá contrarrestarse con Sistemas Expertos de IA (Inteligencia Artificial) que, utilizando el “Blockchain”, puedan contrastar, comprobar y borrar esas “falsas noticias”.

El G7 tiene previsto para 2023, crear una Asociación Autorreguladora para la Supervisión de los profesionales que trabajen como diseñadores y desarrolladores de Sistemas y Aplicaciones de I.A. (Inteligencia Artificial) y Aprendizaje Automático. Se va a comenzar en cuatro de los países del G7. El motivo de preocupación proviene de los fallos de algoritmos de IA que han ocurrido en Vehículos autónomos y en Aviones Autónomos, que como recordamos han tenido gran trascendencia. La Sociedad tendrá que aumentar el gasto en la capacitación y formación ética de estos profesionales exigiéndoles además de su capacidad técnica unas certificaciones adicionales que aseguren su total fiabilidad. Ello implicara más selección y por tanto más escasez lo que conllevara mayores salarios y costes mayores para las empresas.

La Realidad Aumentada (AR) y la realidad Virtual (VR) podrán tener aplicaciones muy positivas para la Sociedad, por ejemplo, para la inclusión de trabajadores con ciertos niveles de discapacidad o mejor de capacidad limitada (por ejemplo, llevar la vigilancia del trabajo de camareros robotizados en Restaurantes).

En la actualidad se comienza a hablar de I.E.A. (Inteligencia Emocional Artificial), y éste sí que es un tema si cabe más apasionante. Se trata de, usando la visión artificial de los ordenadores, detectar en los individuos sus emociones y gracias a la capacidad del 5G, poderles prevenir de problemas o sugerirles por ejemplo posibles compras muy adaptadas a sus gustos y a sus patrones de comportamiento ya registrados en el sistema. (Se llama Marketing Empático).

El doctor Gergory Dudek que dirige el Centro de Inteligencia Artificial de Montreal, afirma que el objetivo actual de su Centro es poner en práctica la fortaleza de la I.A. (Inteligencia Artificial), para aprovechar todo el potencial de la nueva tecnología 5G. Textualmente dice: “Para explotar todo el potencial de las redes 5G, y hacerlas útiles a una amplia gama de usuarios, dispositivos y servicios, se requiere una reconfiguración automatizada amplia y ahí es donde la IA.. entra en escena.

La I.A. puede, desde luego, utilizarse para optimizar las redes 5 G. A su vez las características de rendimiento mejoradas de las redes 5G serán muy importantes para la aplicación de los sistemas de IA en nuestra vida cotidiana. Por ejemplo:

  • Vehículos autónomos y vehículos de reparto podrán beneficiarse de estos avances, sobre todo por la drástica reducción de los tiempos de latencia.
  • Se favorecerá la computación Periférica evitando el colapso que podría ocurrir si todo el tráfico se encamina a la “nube”, ya que el crecimiento de éste va a ser exponencial debido a la IOT. (El proceso periférico evitará ese embotellamiento del intercambio de datos de los dispositivos y personas con la nube).
  • Muchas de las aplicaciones más interesantes de la robótica, combinan “Computación Periférica”, “Big Data” en la nube e interacciones entre muchos usuarios y dispositivos.
  • La combinación entre gran Ancho de Banda y Baja Latencia será fundamental en las soluciones de Telemedicina Robótica.
Podemos concluir que es un hecho que los dispositivos que utilizamos en nuestra vida cotidiana se han vuelto cruciales para llevar a cabo nuestras tareas y rutinas diarias.

La aparición simultanea de 5G y los grandes avances en el campo de la IA, harán a estos dispositivos todavía más útiles para nuestro día a día, ayudando a que nuestra vida sea mas divertida, saludable y segura.

Nos ayudarán entre otras cosas a superar las barreras lingüísticas y geográficas.

Esperemos que esta nueva inteligencia distribuida, integrada e interconectada, desempeñe un papel importante y positivo en nuestras vidas en un futuro no demasiado lejano.

Claramente la sinergia, (entendida como cooperación activa), entre la Inteligencia Artificial y el 5G creo que influirá positivamente en nuestras vidas, permitiéndonos concentrarnos más en aquellos aspectos en los que aportamos más valor a la sociedad y también en aquellos otros que nos resultan más gratificantes.